Fontana 39 (280) 4453400

Una de las preguntas más comunes que se hacen los asociados a Servicoop es ¿por qué aumenta el valor de la factura? En principio, es importante destacar que los ingresos a la cooperativa, es decir la tarifa propiamente dicha, se mantienen congelados desde el mes de mayo de 2017, por lo cual es Servicoop la que absorbe todos los incrementos que se han dado, tanto en los salarios del personal, como en los gastos operativos y corrientes.

A la hora de mirar la factura, el vecino debe saber que lo que ingresa a la cooperativa corresponde únicamente a la primera columna denominada “SERVICIOS PÚBLICOS”. Las columnas siguientes, “SERVICIOS TERCEROS/VARIOS” y “TASAS E IMPUESTOS”, son montos que Servicoop cobra para otros agentes como puede ser CAMMESA, Bomberos Voluntarios o el propio Estado Provincial.

Justamente, es en la segunda columna donde se encuentra una de las claves del incremento mensual que se da, en muchos casos, en las boletas finales que reciben los asociados de Servicoop. El ítem 351, denominado ENERG MEM RES.SGE 366/18, tiene que ver con el costo mayorista de la energía, es decir, lo que todos los madrynenses pagamos a Cammesa por la energía que consumimos mensualmente.

La dolarización del costo de la energía por parte del Gobierno Nacional conducido por Mauricio Macri, hizo que el valor que CAMMESA cobra a Servicoop, y que se traslada automáticamente a los asociados, aumente de manera descomunal. Para dar un ejemplo, al momento de asumir la actual conducción de la cooperativa, la factura que recibió del mayorista fue de $35.500.675,63, mientras que la del mes de junio es de $52.765.485,00.

Hace algunos días, desde la cooperativa se hacía hincapié en la necesidad de que Chubut acceda a una tarifa energética diferencial, teniendo en cuenta que es una provincia productora de energía que envía al interconectado nacional y que termina pagando por el transporte de la misma.

En ese sentido, es llamativo que el costo por kilowatt que paga el vecino madrynense supera ampliamente lo que abona, por ejemplo, alguien que vive en el lujoso barrio de la Recoleta en la Ciudad de Buenos Aires. El asociado a Servicoop abona $4,22 por Kwh, mientras quien vive, por ejemplo, en la coqueta avenida Las Heras hace lo propio a tan solo $3,12. De esta manera, son los usuarios del resto del país quienes terminan subsidiando la energía a los residentes de CABA y del Gran Buenos Aires, los principales centros electorales del país.



0