Fontana 39 (280) 4453400
Noticias

La actual gestión del Consejo de Administración, vigente desde hace 10 meses, recibió una cooperativa en situación altamente deficitaria, con una deuda creciente, principalmente con AFIP y CAMMESA, y una tarifa congelada desde el mes de mayo de 2017. Desde esa última actualización tarifaria, han pasado 31 meses en un contexto económico fuertemente inflacionario, por lo que la cuenta es simple: déficit + ingresos congelados durante 31 meses + inflación = mayor déficit y mayor deuda.

Mucho se ha hecho, con ayuda de las gerencias de Servicoop y el esfuerzo de sus trabajadores, en el orden de reducción de costos operativos y la generación de nuevos ingresos. De hecho, se ha logrado sostener el pago del corriente con AFIP, a la vez que se redujo su deuda capital en $50 millones.  El atolladero en el que han caído las distribuidoras energéticas de nuestro país, como tantos otros sectores, merced a las políticas neoliberales del gobierno nacional saliente, sumado a la antedicha falta de actualización tarifaria, tienen a Servicoop en una situación de real riesgo económico y financiero.

En el mes de octubre de este año, Servicoop solicitó al poder concedente, a riesgo debidamente documentado de no poder funcionar, la necesaria actualización tarifaria. Para la misma se trabajó conjuntamente entre el Ejecutivo Municipal a cargo de Ricardo Sastre, el Concejo Deliberante, el sindicato de Luz y Fuerza y el Consejo de Administración de la cooperativa, con el fin de precisar el porcentaje de aumento y elaborar la Ordenanza prevista. El día 7 de noviembre último se aprobó la ordenanza N° 11.184 que establece el aumento en dos tramos, el primero del 20 por ciento y el segundo de 15.  Por tratarse de un período en el que se tomaron estados de consumo desde el mes de octubre, no fue posible legalmente aplicar dicho aumento sino hasta el actual mes de diciembre. Este mes, como siempre, Servicoop ha facturado de acuerdo con la legislación vigente que prevé dicho aumento.

Sin embargo, la nueva composición del Concejo Deliberante entendió que había que volver atrás con el cuadro tarifario, lo que de aplicarse tendría un perjuicio enorme sobre la situación económica de la cooperativa y por ende sobre su normal funcionamiento. Si bien la prestación de los servicios al momento está garantizada, y las gerencias y los trabajadores están respondiendo de muy buena manera, el mayor problema es cómo afrontar la deuda con CAMMESA para que no siga incrementándose. Contar con la actualización tarifaria es sumamente importante porque le daría a Servicoop previsibilidad y la posibilidad de elaborar una estrategia de trabajo para afrontar el corriente de sus erogaciones, ya sea en el corto o mediano plazo. La falta de esta actualización haría muy difícil para la cooperativa proyectar la cobertura de la facturación corriente de CAMMESA.  Sin alcanzar ese mínimo objetivo, cualquier negociación con la mayorista de energía por el pago de deuda es imposible, por lo que la deuda y sus intereses seguirán creciendo y las acciones judiciales de CAMMESA, como posibles embargos y bajas de tensión energética, seguirán pesando sobre Servicoop. Recordemos que la presentación de recursos amparo por parte del Consejo de Administración han limitado temporalmente este tipo de acciones.

Es facultad del actual intendente, Gustavo Sastre el vetar la ordenanza 11.257 que deroga la actualización tarifaria recientemente pactada, o instrumentar alguna otra herramienta que garantice de acuerdo a su responsabilidad la correcta prestación de los servicios públicos en Puerto Madryn. De esta manera, el Municipio estaría trabajando en consonancia con el gobierno provincial, luego del anuncio del gobernador Mariano Arcioni respecto a un trabajo conjunto con la Federación de Cooperativas Chubutenses, en una propuesta integral hacia el mayorista CAMMESA.

En la voz de su presidente, Diego Barquin, Servicoop lleva tranquilidad a sus asociados y asociadas: “La principal preocupación de este Consejo de Administración siempre ha sido poder ordenar los números hacia adentro de la cooperativa, y poder regularizar la situación con CAMMESA de la misma manera que se está haciendo con AFIP. El pago de los sueldos siempre va a ser una de las prioridades a cubrir. Seguiremos avanzando también en los proyectos de nuevas unidades de negocios que  tenemos previstos y ya hemos empezado a diseñar.  Creemos que las nuevas unidades de negocio son importantes para la cooperativa para generar nuevos ingresos.  Tanto Internet como seguros serán objetivos de gestión para el mediano plazo. No tengan dudas que en esta gestión que lleva 10 meses, con aciertos y desafíos, el compromiso está vigente más que nunca y vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios para llevar adelante la cooperativa, siempre junto al poder concedente y a todos los actores que atraviesan la vida de Servicoop”.

0